Aloe Vera para tratar las Quemaduras

Aloe Vera para tratar las Quemaduras
5 (100%) 3 vote[s]

Aloe Vera para quemaduras

¿El Aloe Vera puede curar quemaduras de primer y segundo grado?

Las quemaduras pueden ser ocasionadas por diversos medios tales como, la electricidad, el calor, la luz, el sol, la radiación y la fricción.

Las propiedades antisépticas y antiinflamatorias del Aloe vera lo han convertido en un producto natural para tratar quemaduras pequeñas de primer grado y en algunas ocasiones hasta de segundo grado.

Consideraciones que debes tener al aplicar Aloe Vera a una quemadura

Lo que debes tener presente antes de aplicar el Aloe vera, debes evaluar la gravedad de la quemadura. Puesto que en casos graves debe acudir al médico. El primer paso luego de quemarse sería alejarse de la fuente que le produjo la quemadura.

Antes de aplicar el Aloe Vera ¡refresca la herida!

Siempre que la quemadura sea de primer grado y no se trate de una herida abierta usted podrá tratarla con Aloe vera. El paso inicial sería refrescar la herida. Esto se hace aplicando directamente agua fresca y fría durante 10 o 15 minutos o puede emplear un paño humedecido, el cual debe ser reemplazado por otro recién empapado cuando suba la temperatura del primero.

Una vez que haya enfriado la herida, debe limpiarla. Toma un poco de jabón y frótelo en sus manos. Luego aplique suavemente sobre el área afectada, limpiándola. Enjuague el área con agua fría para eliminar el jabón. Y seque con una toalla.

  • No frote la herida porque puede hacer que la piel se irrite aún más o que se rompa si es sensible o empiece a formar ampollas.

Pasos para la aplicar el Aloe vera en la quemadura

  • Cortar unas hojas carnosas de Aloe vera de la planta
  • Retirar las espinas de las hojas
  • Cortar las hojas por el centro para que se libere el gel
  • Recoger el gel del Aloe vera en un plato
  • Repetir el proceso hasta que haya recolectado suficiente gel
  • Aplicar en la herida limpia una cantidad generosa
  • Frotar suavemente
  • Dejar actuar
  • Lavar y volver aplicar hasta que sienta alivio
  • Repetir dos o tres veces al día hasta que vea la mejora del área afectada
  • Cubrir la herida con una gasa si es necesario.
  • En el mercado también existen una variedad de productos que puede emplear en caso de no disponer de una planta en casa. Sin embargo, debe asegurarse de que sea 100% puro o lo más cercano a ese nivel de pureza.

¡Necesitas más información!

Secretos para cultivar y extraer el gel del Aloe Vera en tu hogar

* indicates required

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *