Aloe Vera para los Granos

aloe vera para los granos

Las propiedades antibacterianas del gel de Aloe vera son muy efectivas para la prevención de infección en las heridas del acné y acelera el proceso de curación. Sus propiedades antifúngicas son útiles en el tratamiento de inflamaciones como forúnculos y quistes en la piel.

  • La antraquinona presente en el Aloe vera vigoriza la piel, y estimula el desarrollo y la restauración celular. Esto puede ser muy útil para eliminar las cicatrices y hacer que tu piel luzca radiante e impecable.
  • También aclara la pigmentación de la piel para reducir la aparición de cicatrices y manchas causadas por el acné y los granos.

¿Cómo utilizar el Aloe vera para los granos?

Existen numerosas maneras de usar el Aloe vera para combatir los granos. Siga leyendo para saber más sobre ellos.

Opción 1 Aloe vera y limón para los granos

Opción 1: Aloe vera y limón

  • Colocar 1—2 cucharadas de Aloe vera en un recipiente.
  • Agregar unas gotas de jugo de limón.
  • Mezclar bien hasta formar una pasta.
  • Aplicar esta mascarilla en la cara y el cuello.
  • Dejar actuar durante toda la noche.
  • Enjuagar con abundante agua.
  • Las propiedades antibacterianas del gel de limón y Aloe vera eliminan el acné y previenen un mayor brote. El Jugo de limón limpia y purifica la piel, y también tensa los poros de la piel, evitando así que se obstruyan.
  • Si siente que está demasiado pegajoso, deje la mascarilla durante al menos una hora antes de enjuagarla.
  • Si tiene la piel sensible, sustituya el zumo de limón por zumo de tomate, ya que este último es más suave.

Opción 2 Exfoliante de Aloe vera, azúcar y aceite de coco para los granos

Opción 2: Exfoliante de Aloe vera, azúcar y aceite de coco

  • Tomar una taza de azúcar.
  • Agregar una cucharada de gel de Aloe vera.
  • Agregar 2 cucharaditas de aceite de coco.
  • Mezclar bien hasta formar una pasta.
  • Aplicar esta mascarilla en la cara y el cuello, y en cualquier parte que se desee exfoliar.
  • Usar movimientos circulares.
  • Dejar actuar durante 5 minutos.

Enjuagar con abundante agua

Enjuagar con abundante agua

  • Lo recomendable es hacer este tratamiento dos veces por semana.
  • El azúcar ayuda a remover células muertas y promueve la regeneración celular.
  • Se recomienda emplear azúcar refinada para evitar daño en la piel.
  • Por su parte el aceite de coco es un buen humectante, ayuda a retrasar el envejecimiento y regenera la piel.
  • Esta combinación de productos naturales hará que su piel luzca sana y humectada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *